31.000 personas sufren aporofobia en España

  • Más datos para el retrato de esta violencia: el 47% de las personas sin hogar ha sido víctima de agresiones por aporofobia y en uno de cada tres casos se trata de agresiones verbales y una de cada 5, de agresiones físicas
  • El perfil del agresor por aporofobia: jóvenes de 18 a 25 años, de fiesta, que actúan ante testigos que no hacen nada para impedirlo
  • La sesión dedicada a este tipo de violencia, que tuvo lugar tras el acto de apertura del Foro Mundial Sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz, ha contado con la participación de algunas personalidades destacadas como Javier Moliner, presidente de la Diputación de Castellón
  • En el marco de esta sesión, Laura López, técnica de Voluntariado, Participación y Formación Externa en Fundación Rais y otros testigos, han contado su experiencia personal sobre este tema

El vocablo Aporofobia procede del significado de las palabras griegas que lo componen: “áporos”, pobre, sin salidas, escaso de recursos, y “fobia”, temor. La filósofa Adela Cortina sugiere que este término debe ser empleado para mejor comprender el rechazo que a menudo se dirige a ciertos inmigrantes pero no por su condición de personas extranjeras o migrantes, sino que se trata de la repugnancia y el temor a las personas pobres, las que no presentan el “aspecto respetable” de quienes tienen cubiertas sus necesidades básicas.

Según los datos que ha aportado Laura López, del Observatorio Hatento, 31.000 personas sufren aporofobia en España. El perfil del agresor es: jóvenes de 18 a 25 años, de fiesta, que actúan ante testigos que no hacen nada para impedirlo. Más datos para el retrato de esta violencia: el 47% de las personas sin hogar han sido víctimas de agresiones por aporofobia y en uno de cada tres casos se trata de agresiones verbales y una de cada 5, de agresiones físicas.

Como han señalado algunos de los asistentes a esta sesión, el miedo a los extraños es natural, pero con educación y valores es posible combatirlo y luchar contra ese sentimiento. La aporofobia consiste, por tanto, en un sentimiento de miedo y en una actitud de rechazo a la persona pobre, al sin medios, al desamparado. Tal sentimiento y tal actitud son adquiridos. La aporofobia se induce, se provoca, se aprende y se difunde a partir de relatos alarmistas y sensacionalistas que relacionan a las personas de escasos recursos con la delincuencia y con una supuesta amenaza a la estabilidad del sistema socioeconómico. Tal y como dice Cortina “En sociedades como las nuestras, organizadas en torno a la idea de contrato en cualquiera de las esferas sociales, el pobre, el verdaderamente diferente en cada una de ellas, es el que no tiene nada interesante que ofrecer a cambio y, por lo tanto, no tiene capacidad real de contratar”.

Aquellos que no tienen recursos aparecen ante nosotros como personas que no tienen nada que ofrecer. Estamos en sociedades contractuales cuya clave es el intercambio. Funcionamos según la base de la reciprocidad indirecta: estamos dispuestos a dar siempre que vayamos a recibir. La aporofobia es un atentado contra la dignidad humana, pues consiste en despreciar a grupos de personas por el mero hecho de que no tienen los medios suficientes y que, por tanto, no pueden entrar en el juego del intercambio.

En España, Europa y en buena parte del mundo miles de millones de turistas son recibidos amablemente, se les acoge con entusiasmo, dado que son personas con recursos. Este mismo año llegan también a nuestro país muchas otras personas que migran en pateras y, sin embargo, siendo un número sustancialmente menor, despiertan toda suerte de rechazos, creciendo los colectivos y los discursos públicos de odio contra las personas pobres.

En esta sesión se han compartido estrategias y argumentos para reducir la influencia de los discursos del odio en la esfera pública y en las formulaciones políticas institucionales. El reconocimiento gratuito del otro y del diferente, en su plena dignidad de ser humano, constituye el punto de partida para las ciudades que rechazan la aporofobia.

Los participantes dijeron:

 SAMUR SOCIAL – DARÍO PERÉZ MADERA, jefe del departamento de SAMUR Social y Atención a Personas Sin Hogar de la D.G integración Comunitaria y Emergencia Social

Muchas veces se normaliza esta situación cuando hay que identificarlo como delito de odio

LAURA LÓPEZ– técnica de voluntariado, participación y formación externa de Fundación Rais

El 47% de las personas sin hogar han sido víctimas de agresión por aporofobia. La mayoría de agresores son jóvenes de 18 a 25 que salen de fiestas. Se perpetúan con testigos que no hacen nada para impedirlo_ Observatorio Hatento

SARA GIMÉNEZ – FUNDACIÓN SECRETARADIO GITANO

Más de 9.000 familias gitanas viven en pobreza y 2000 vive en chabolas. Viven históricamente desde siempre una situación de rechazo social que se conoce como “antigitanismo”. En Europa se está escolarizando a los niños gitanos como discapacitados mentales

 EMILIO MARTÍNEZ- PROFESOR DE ÉTICA

¿Por qué hay aporofobia? Porque hay gente que recibe una malísima educación y porque nuestro cerebro tiene miedo de forma natural a los extraños.

Un 30% de aporofobia es debido a nuestro cerebro, el resto lo construye el ser humano

CARLOS GIMÉNEZ – Instituto Demos Paz UAM  – más polémica

La educación es decisiva pero también es cierto que las principales razones de la aporofobia son económicas y políticas.

Odiar al pobre da crédito y es funcional

PARTICIPANTES:

  • Emilio Martínez – Catedrático de Ética y profesor de la Universidad de Murcia
  • Carlos Giménez – Instituto Demos Paz, Universidad Autónoma de Madrid
  • Sara Giménez – Abogada y activista de Fundación Secretariado Gitano
  • Javier Moliner Gargallo – Presidente de la Diputación de Castellón

EXPERIENCIAS:

  • Laura López y Marek Gregorczyk – Técnica de Voluntariado, Participación y Formación Externa en Fundación Rais – Presentación Observatorio Hatento
  • Darío Pérez Madera – Jefe del Departamento de SAMUR Social y Atención a Personas sin Hogar de la D.G. Integración Comunitaria y Emergencia Social