Presentación del informe Avances hacia la erradicación de la violencia de género en las ciudades iberoamericanas

El próximo 7 de noviembre a las 18.00 tendrá lugar la presentación de “Avances hacia la erradicación de la violencia de género en las ciudades iberoamericanas”, un informe coordinado por la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI) y en el que han participado 22 urbes de la región. El acto tendrá lugar en la Casa del Lector (Aula 8) del Espacio Matadero de Madrid y se celebrará en el marco del II Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz.

Los antecedentes y el contexto del análisis serán presentados por la coordinadora de Cultura de la UCCI, Raquel Martínez-Gómez, mientras que la presentación del contenido de la publicación correrá a cargo de la responsable del área de Igualdad de Iniciativas-CSE y coautora del documento, Isabel Soriano.

Además, en el acto se presentarán las experiencias de La Paz (Bolivia) y Ciudad Juárez (México) para reducir la violencia de género. La secretaria municipal de Educación y Cultura de La Paz, Heidi Mendoza, y la coordinadora de Resiliencia de Ciudad Juárez, Verónica González, serán las encargadas de realizar estas ponencias.

Sobre el informe “Avances hacia la erradicación de la violencia de género en las ciudades iberoamericanas

Los avances legislativos son vitales para contar con políticas públicas que tengan continuidad en el tiempo y puedan ser garantizadas como derechos exigibles. Tras el análisis de la documentación aportada por las 22 urbes de la UCCI participantes en el informe, se observa que además de contar con el apoyo de la normativa estatal, los Gobiernos locales han creado regulación o normas dado que son instituciones próximas a la ciudadanía, proveedoras de servicios y garantes de derechos. El contexto de cada iniciativa depende también de la naturaleza político administrativa de cada ciudad y de las competencias que le son asignadas.

De manera general, desde hace aproximadamente una década, se contemplan grandes avances en lo relativo a la incorporación de regulación legislativa en materia de igualdad, así como de prevención, atención y erradicación de violencia hacia las mujeres y niñas. Aunque hay ciudades que mantienen conceptos ya en desuso como el de “violencia doméstica”, lo cierto es que en casi todas ellas encontramos referencias a la violencia de pareja, el acoso, la violencia sexual, la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, el refuerzo de la igualdad laboral y salarial o la obligatoriedad institucional de hacer uso de un lenguaje inclusivo.

Ahora bien, conviene tener presente que sigue existiendo una distancia importante entre la regulación legislativa y la práctica real de los Gobiernos en cuanto a su aplicación y evaluación. Para dar respuesta al articulado se necesita no solo de voluntad política, sino también de los recursos humanos y materiales adecuados para cubrir los servicios y las propuestas técnicas recogidas en las leyes. Por tanto, todos los avances de las ciudades para la erradicación de las violencias hacia las mujeres son bienvenidos y celebrados, pero no se puede cejar en el empeño de poner encima de la mesa las limitaciones que todavía existen en esta materia.