Transparencia de las instituciones y el seguimiento de la inversión pública, ejes para combatir la corrupción

  • El sistema judicial es clave para combatir la corrupción: la democracia no se basa solo en sufragio y acceso al voto, sino también, y fundamentalmente, en el buen funcionamiento de la justicia
  • La corrupción tiene un carácter transnacional y existen redes a nivel internacional, de las que se benefician en ocasiones grupos de crimen organizado
  • El ciudadano tiene un papel destacado también en la prevención y lucha contra la corrupción, pero necesita de mecanismos que aseguren la transparencia y seguridad para tener esta tolerancia cero ante el problema
  • La corrupción es una de las violencias que más preocupa y perjudica a los ciudadanos. Afecta a naciones ricas y pobres e implica a todos, socava la economía y la democracia, el sistema judicial y fulmina la ética de las sociedades.

Moderadora: Sonia Sánchez

PARTICIPANTES

Carlos Granados – director de la Oficina Anti-fraude del Ayuntamiento de Madrid

Elena Biurrun, alcaldesa de Torrelodones, España

Brittany Giroux Lanne – directora del Programa Local del Open Government Partnership

Constantine Palicarsky – Crime Prevention and Criminal Justice Officer – UNDOC

Carlos Castresana – jurista y fiscal

Pablo Soto – concejal del Ayuntamiento de Madrid

Experiencias:

Alberto Nanclares – Basurama: colectivo de investigación, creación y producción cultural y medioambiental.

Alejandro Pérez – LADRILLAZO: El juego de la burbuja inmobiliaria

Miguel Ángel – Nación Rotonda

Durante esta sesión, los ponentes coincidieron en señalar las políticas de gobierno abierto como un acelerador del desarrollo sostenible y un motor de cambio en la lucha contra la desigualdad, ayudando así a prevenir las malas prácticas y la corrupción.

En las experiencias de esta sesión plenaria, organizaciones como el Colectivo Basurama, Nación Rotonda o los creadores del juego Ladrillazo expusieron algunos de los casos más mediáticos y preocupantes de la burbuja inmobiliaria, ejemplos de especulación que han marcado la realidad urbanística -y política- de los últimos años.

Intervenciones

Carlos Granados – director de la Oficina Anti-fraude del Ayuntamiento de Madrid.-Expresó la necesidad de contar con libre acceso a la información, porque “cuanta más transparencia, menos corrupción”. Además, cree que hay que estimular que todo el mundo que conozca una irregularidad pueda denunciar, poniendo los medios para protegerle y que pueda hacerlo desde el anonimato. Por último, expuso la necesidad de que se creen organismos de control como el que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Madrid con la Oficina Anti-fraude. La corrupción necesita de tres elementos para perpetuarse: opacidad, silencio y un proceso de toma de decisiones incorrecto.

¿Cómo se consigue la transparencia? Con buenas prácticas. Existen mecanismos de control para que el Gobierno cumpla con sus objetivos de transparencia ¿Cómo se combate la opacidad? Con el libre acceso a la información de manera anónima y sin represalias.

Estoy muy orgulloso de la normativa de transparencia del Ayuntamiento de Madrid” afirmó al tiempo que señalaba que “los corruptos no tienen problemas en saltarte esta normativa”. El Ayuntamiento publica todas las reuniones, más de 81.000 al año, así el ciudadano puede conocer mucho mejor el proceso de toma de decisiones dentro de esta institución. Además, tienen un registro de lobbys para que el ciudadano tenga acceso a toda la información que puede ser relevante para comprender esta toma de decisiones dentro del Ayuntamiento.

Elena Biurrun, alcaldesa de Torrelodones, (Madrid).- Esta alcaldesa, que se define como “poco políticamente correcta”, creó Vecinos por Torrelodones en 2005, con el objetivo de cambiar las cosas en ese municipio madrileño y frenar los desmanes. “Dar la vuelta a ese chiringuito”, denunciando los casos de corrupción urbanística que afectan y han afectado a este municipio.

Centró gran parte de su discurso en la movilización ciudadana. Su consejo: “Ante actitudes corruptas, seguir presionando” para que los corruptos “sientan tu presión en la nuca”. Por último, cerró su intervención insistiendo en la necesidad de “tolerancia cero a la corrupción y a la corruptela” y apeló a que los ciudadanos también luchen para que esto no suceda.

Juana López Pagán – Abogada y jefa de Área de Internacional @fempcomunica. López ha empezado su discurso indicando que las ciudades necesitan cooperar y trabajar en red, creando códigos de buen gobierno. Esto es lo que hacen en la FEMP, donde el Ayuntamiento de Madrid tiene un papel destacado, porque puede aportar más recursos, frente a otros ayuntamientos pequeños que no pueden invertir ese mismo nivel de recursos. Ha expresado, además, la necesidad de luchar contra la corrupción para promover un desarrollo sostenible de las ciudades, luchando para combatir la desigualdad. “Las políticas de gobierno abierto pueden ser una palanca, un acelerador de un desarrollo sostenible”, ayudando así a prevenir las malas políticas y la corrupción.

Brittany Giroux Lanne – directora del Programa Local del Open Government Partnership.- Esta estadounidense apostó por un gobierno abierto, basado en tecnología, innovación, libertad de prensa y transparencia de gobierno como garantes de democracia y anti corrupción. Hay un link entre la corrupción y la falta de libertad de información. Por eso, subrayó la necesidad de información; es clave tanto el acceso de los ciudadanos a la misma, como que haya monitoring, investigación y vigilancia, por parte de instituciones y asociaciones. Sin esta transparencia y apertura a la información, es más complicado atajar la corrupción.

Constantine Palicarsky – Crime Prevention and Criminal Justice Officer – UNDOC. Palicarsky ha puesto de manifiesto que las redes de corrupción ya implican un nivel internacional, con links de corrupción entre individuos y empresas de distintos países, por eso es importante trabajar conjuntamente para atajar este problema. En muchos países, la corrupción es algo habitual. “Tendemos a asumir que la corrupción es algo malo pero, a veces, nos olvidamos de que es algo extremadamente bueno para unos pocos. La corrupción es terriblemente buena para los corruptos, por eso es clave que podamos hacer que sea menos atractiva, menos tentadora”.

La corrupción es causa y consecuencia de la ineficacia de las instituciones. Es utilizada por grupos organizados para hacer uso de la violencia, desde robo de capitales, a terrorismo, como en África.

Carlos Castresana – jurista y fiscal.- Castresana ha expresado que la democracia no se basa solo en sufragio y acceso al voto, sino también y fundamentalmente en el buen funcionamiento de la justicia. La corrupción genera desigualdad, no solo social, sino, sobre todo, desigualdad jurídica.

Si la legalidad no funciona bien, tampoco funciona bien el sufragio, porque entonces lo ciudadanos no son iguales ante la ley”. ¿Cuáles son los desafíos actuales? Asegurar la transparencia (trazabilidad de los recursos públicos, saber dónde va cada euro invertido en los presupuestos públicos), prevención y concienciación a través de los medios de comunicación. Ha hecho énfasis en la necesidad de destinar más recursos y más personal a la administración de la justicia y ha denunciado que el número de fiscales y jueces no crece. Además, es clave la transparencia también judicial: si a nuestros jueces lo eligen los políticos, con procedimientos distantes de esa necesaria transparencia, tenemos las consecuencias con las que nos encontramos actualmente.

EXPERIENCIAS

Alberto Nanclares – Colectivo Basurama.- Este colectivo ha reflexionado sobre algunos de los proyectos urbanísticos que han estado en boca de todos por su controversia: edificios como La Peineta, Centro Acuático o la Ciudad de la Justicia. Construcciones que no aportan como riqueza colectiva y que han supuesto un ingente despilfarro económico. ¿Cómo se hace una ciudad sin especular? Ejemplos fallidos son los PAU, como Los Berrocales y El Cañaveral u Operación Chamartín, que técnica y legalmente está bien, pero según ellos “serán un desastre”.

LADRILLAZO: El juego de la burbuja inmobiliaria.- Sus creadores han presentado este juego de cartas que representa a personajes y proyectos reales, vinculados con la burbuja inmobiliaria como Eurovegas o La Muela (Zaragoza) y nombres como Oriol Pujol, Enrique Ortiz, Francisco Camps o Francisco Correa. Este juego, que en palabras de sus artífices “no es un juego sobre corrupción, sino la burbuja inmobiliaria”, intenta aportar un toque de humor -y mucha crítica- a esta lacra.

Miguel Ángel – Nación Rotonda. Ha presentado su investigación (basada en fotos aéreas) con ejemplos como el desarrollo urbano de Paracuellos del Jarama, Caspe o Chiloeches y cómo la burbuja inmobiliaria ha cambiado totalmente su paisaje urbanístico. Algo que se vincula directamente con violencia urbana, porque destruye el entorno. En sus palabras, son ejemplos claros de corrupción y degradación

Cadáveres inmobiliario- Base de datos post burbuja

http://cadaveresinmobiliarios.org/ Basurama, Nación Rotonda, Ecologistas en Acción y otras organizaciones se han unido para crear una base de datos libre para recoger todos los cadáveres urbanos que hay repartidos por toda España. Un proyecto que nació hace 4 años y que es público, donde todos pueden aportar y sumar ejemplos fallidos de infraestructuras y urbanismo, que ejemplifican esta burbuja inmobiliaria de la que hablamos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *