“El Derecho a la Ciudad es el derecho colectivo a vivir con dignidad en nuestras ciudades. Es un derecho universal, que incluye a todas las personas sin discriminaciones de género, edad, condiciones de salud, ingresos, nacionalidad, etnia, condición migratoria, orientación política, religiosa o sexual.

Abarca la calidad de vida tanto dentro de la ciudad como en su entorno rural y es un derecho interdependiente, que requiere que todas las personas tengan un acceso real, efectivo y en condiciones de igualdad a todos los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y ambientales, basándose en los principios de sustentabilidad, democracia, equidad y justicia social

El ejercicio del derecho a la ciudad se centra en la capacidad de las personas que la habitan de transformarla, entendiendo a la ciudad como espacio colectivo que pertenece a todas y todos sus habitantes. Refuerza la idea de una participación activa de sus habitantes y requiere que los gobiernos garanticen la promoción, el respeto, la defensa y la realización de todos los derechos humanos”