Ciudades y territorios libres de violencia de género

En 1995, la ONU definió la violencia de género como “todo acto de violencia sexista que tiene como resultado posible o real un daño físico, sexual o psíquico, incluso las amenazas, la coerción o la privación arbitraria de la libertad, ya sea dentro del ámbito público o privado”. ONU-Mujeres estima que el 35% de las mujeres de todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual por parte de su compañero sentimental o por otra persona en algún momento de su vida. La violencia de género es una de las violencias con mayor impacto social, tanto por el elevado porcentaje de población afectada como por el grado de aceptación y normalización social de la que goza. La violencia contra las mujeres se ejerce mayoritariamente en el ámbito privado, lo cual dificulta su detección y persecución. El objetivo de la sesión es identificar los valores que permitan eliminar los estereotipos patriarcales implantados, fomentando masculinidades no tóxicas e incorporando la perspectiva de género en el diseño de nuestras actuaciones. Al tiempo que implantamos políticas para erradicar esta lacra social, tenemos que llevar a cabo acciones para atender y cuidar a mujeres y niñas violentadas.